Unión Profesional Cantabria

Los datos de afiliación y paro registrado, mejor para las profesiones en enero.

A las profesiones les ha ido mejor en enero que al resto del mercado laboral según el análisis económico de Unión Profesional sobre la afiliación y paro registrado en enero del 2024.

El subsector de servicios profesionales finalizó el primer mes del año con un descenso de la afiliación del 0,40% mensual. Una caída dos décimas y media más acotada que hace un año y casi cuatro menos que la media en un mes de enero antes de la pandemia. Incluso, en términos desestacionalizados añadió un 0,59% mensual, dos décimas más que en enero del 2023.

Estos datos reflejarían una cierta consistencia en la creación de empleo en las profesiones en comparación con el mercado laboral, que recortó más ocupación que hace un año. Así, el subsector presenta un 4,22% anual más de afiliación, el mejor dato desde noviembre del 2022, mientras que el dato general se aplanó hasta el 2,61%.

Con todo, hay diferencias de comportamiento entre las profesiones que conviene atender. Se aprecia un mejor desempeño en sanidad con una caída estacional inferior a la de hace un año y, en menor medida, un buen avance de la consultoría de gestión empresarial, que compensaron la mayor caída que en enero del 2023 en los servicios técnicos de arquitectura, ingeniería y ámbito científico-técnico.

DATO GENERAL DEL MERCADO LABORAL MÁS DÉBIL QUE HACE UN AÑO 

El mercado laboral concluyó enero con un retroceso de la afiliación del 1,11% mensual. Una décima peor que hace un año, aunque en línea con la disminución promedio en este mes con anterioridad a la pandemia. A su vez, en términos desestacionalizados repuntó un 0,18% mensual, una décima menos que en enero del 2023, lo que reflejaría alguna debilidad en la creación estructural de empleo.

En esta ocasión, el comercio minorista, la restauración y las actividades relacionadas con el empleo como la colocación cargaron con el grueso de la caída de la afiliación con datos más negativos que hace un año. En la parte favorable, la consultoría de gestión empresarial, y la fabricación de productos metálicos destacaron con una creación mensual de afiliación superior al año anterior en enero.

En contexto, la actividad del sector servicios en España continuó con su tenue expansión por quinto mes en enero de acuerdo al índice PMI publicado por S&P Global. Curso que hallaría base en una mejora de las condiciones de la demanda y en cierto optimismo de las nuevas medidas comerciales y de marketing aplicadas que estarían funcionando según lo esperado.

SANIDAD: MENOR CAÍDA ESTACIONAL EN ENERO Y NUEVA SEÑAL DE CRECIMIENTO ESTRUCTURAL

La sección de actividades sanitarias y de servicios sociales, principal en sanidad, restó un 0,42% mensual de afiliación en enero. Esto es, la mitad que hace un año y tres décimas menos que el descenso medio en este mes antes de la pandemia. En concreto, en el sector público se recortó un 0,13% mensual, seis décimas menos que en enero del 2023, y en el sector privado la bajada también fue algo menor que hace un año con un 0,64% mensual.

La afiliación en sanidad registró un descenso mensual en enero más contenido que hace un año. En esta caída estacional ante la finalización de contrataciones de sustitución y refuerzo por Navidad e invierno destacó el sector público con un descenso más limitado. A ello se añadieron incrementos desestacionalizados mensuales que abonarían una creación más estructural de empleo en algunos casos

Durante el comienzo de año es habitual que el empleo en sanidad retroceda con motivo de la finalización de algunos contratos de sustitución y refuerzo durante Navidad e invierno. Sin embargo, este año las tres divisiones de esta sección presentaron crecimientos mensuales desestacionalizados de la afiliación, lo que sugiere una vuelta al relativo vigor en la generación estructural de empleo en estas profesiones. 

Por otro lado, el ejercicio autónomo en la sección se mantuvo estable como en diciembre con un recorrido del 0,08%, casi calcado al de hace un año, pero mejor que el dato medio antes de la pandemia. Igualmente, las actividades veterinarias redujeron un 0,13% mensual la afiliación frente a la subida de hace un año debido, esta vez, al empleo autónomo. Aun así, sería esencialmente ser de tipo estacional puesto que hubo crecimiento desestacionalizado mensual como elemento favorable.

 

ARQUITECTURA, INGENIERÍA Y ÁMBITO CIENTÍFICO-TÉCNICO: SIGNOS DE AGOTAMIENTO

La división que aglutina la arquitectura, la ingeniería y buena porción del ámbito científico-técnico disminuyó su afiliación un 0,45% mensual en enero. Un descenso dos décimas más profundo que hace un año, aunque la mitad de la bajada media en este mes antes de la pandemia. En contraste, en términos desestacionalizados tuvo lugar un aumento del 0,53% mensual, algo menos de la mitad que en enero del 2023. De nuevo, el tono general frágil de la industria y la construcción parece afectar a la creación sólida de empleo en estas profesiones.

De fondo, la industria manufacturera en España se volvió a contraer por décimo mes en enero a tenor del índice PMI para el sector que revela S&P Global. No obstante, fue la menor contracción reciente y podría reflejar el inicio de una tímida tendencia de recuperación, aunque sin olvidar que «la demanda mundial de productos permanece débil» y ello puede limitar las perspectivas de contratación. Entre las ramas industriales, la fabricación de productos metálicos excepto maquinaria y equipo, la fabricación de otro material de transporte y la industria química lideraron la creación de empleo neto y mejoraron el ritmo mensual de hace un año. Mientras, la industria de la alimentación asumió la mayor destrucción de empleo y superó la de enero del 2023.

La actividad general más débil de la industria y la construcción explicaría la mayor caída mensual de afiliación que hace un año en la división de arquitectura, ingeniería y ámbito científico-técnico. La fabricación de productos metálicos destacó con el mejor comportamiento mientras que la industria de la alimentación cargó con la mayor destrucción de empleo.

Conforme al Indicador de Clima de la Construcción (ICC) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la construcción de edificios ahondó aún más en terreno negativo por segundo mes y se moderó en la obra civil y en las actividades especializadas (reformas). Ello sintonizaría con el peor desempeño mensual de afiliación en enero que hace un año en estas tres divisiones y con la atenuación en la cartera de pedidos de la construcción en enero según el Banco de España.

 

CONSULTORÍA DE GESTIÓN EMPRESARIAL Y JURÍDICA DESTACAN CON MÁS CREACIÓN DE EMPLEO

En otras divisiones del subsector se apreció una caída estacional generalizada de la afiliación mayor que hace un año. Fue el caso de la consultoría informática, financiero-aseguradora, de investigación y desarrollo, y publicidad y estudios de mercado. Áreas especialmente ligadas al dinamismo del tejido empresarial y que pueden ser un buen termómetro de la economía. De tal modo, es posible que buena parte de las empresas estén tomando una disposición más prudente ante las menores expectativas de crecimiento para el 2024 y un acceso a la financiación más restringido y encarecido que limita las decisiones inversión.

De hecho, el componente de la inversión en el Producto Interior Bruto (PIB) retrocedió en términos interanuales en el cuarto trimestre del 2023 según el avance de la Contabilidad nacional trimestral del Instituto Nacional de Estadística (INE). A ello se unió la Actualización de Perspectivas de la Economía Mundial del Fondo Monetario Internacional (FMI) que apuntó un crecimiento en el 2024 del 1,5% al igual que la OCDE, lo que supone un crecimiento previsto menor que en el 2023. Pese a ello, es posible que este dato pudiera revisarse al alza en próximos informes del FMI a causa del buen dato avanzado por el INE del 0,6% de incremento del PIB intertrimestral en el cuarto trimestre el 2023 apoyado en el consumo interno privado.

La consultoría de gestión empresarial y la jurídica mejoraron la creación mensual de empleo de hace un año. Ello podría responder a una mayor propensión de las empresas para gestionar sus recursos humanos, explorar otros mercados ante la caída de la demanda y las menores perspectivas de crecimiento y protegerse del encarecimiento de la financiación. 

Inversamente, es subrayable el incremento de afiliación mensual más fuerte que hace un año en la consultoría de gestión empresarial y también, aunque a distancia, de la consultoría jurídica. En un escenario de menor crecimiento previsto, los incrementos de esta consultoría podrían estar ligados en proporción ascendente a gestionar los recursos humanos para este año, mejorar la competitividad en el mercado y trazar estrategias que puedan mitigar los efectos de la demanda más débil y los tipos de interés elevados. Además, en la enseñanza la disminución de afiliación fue menor que hace un año gracias al tono más estable del sector público en un mes donde la finalización de contratos de la primera parte del periodo lectivo suele tener peso.

 

MEJOR COMPORTAMIENTO DE LAS PROFESIONES EN LA OCUPACIÓN ASALARIADA FRENTE AL MERCADO LABORAL

Por su parte, la afiliación asalariada bajó un 0,42% mensual en el subsector de servicios profesionales. Casi tres décimas menos que hace un año y la mitad que el promedio en este mes antes de la pandemia. En consecuencia, la progresión anual fue impulsada al 4,52%, por encima del 3,45% anual en todo el Régimen General.

En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) el descenso de la afiliación fue del 0,29% mensual en las profesiones, una décima menos que enero del 2023 y prácticamente igual que la caída media en este mes previo a la pandemia. Así, la ocupación autónoma en el subsector mejoró su pulso anual hasta el 2,63% sobre el 0,60% en el conjunto del RETA.

En cuanto a los ERTE, el número de trabajadores en esta situación cayó un 4,25% mensual hasta los 10.433 el último día de enero. El 4,11% de ellos se encuentran en el subsector de servicios profesionales con una minoración del 5,30% mensual.

 

LA SUBIDA DEL PARO FUE INFERIOR A LA DE HACE UN AÑO Y SE CONCENTRÓ EN SERVICIOS

El paro registrado se incrementó durante enero en 60.404 personas sobre diciembre, un 2,23% mensual. Una subida inferior a la anotada hace un año, pero por encima de la de enero del 2022. Si bien, en el enfoque desestacionalizado aconteció una caída mensual de 27.691 personas, cuestión que conviene analizar con prudencia pues podría indicar una parte de creación estructural de empleo y, en conjunción, un efecto desánimo de otra parte de personas al borrarse de las listas del paro. El primer mes del 2024 finaliza con 2.767.860 parados, un descenso interanual de 140.537 personas, o lo que es lo mismo, un 4,83% anual menos.

Dentro de los sectores que se recogen, el paro solo descendió en la construcción con un 0,58% mensual. En el resto, subió un 3,03% mensual en servicios, un 1,28% mensual en agricultura, un 0,50% mensual en el colectivo sin empleo anterior y un 0,20% mensual en la industria. Por el contrario, el paro ascendió un 1,70% mensual en los hombres y un 2,59% mensual en las mujeres.

Los contratos registrados en enero llegaron a 1.185.600, un 1,26% anual menos. El 42,73% de estos fueron indefinidos pero su caída fue mayor con un 4,47% anual.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Scroll al inicio