Unión Profesional Cantabria

La Oficina C del Congreso de los Diputados analiza el modelo propuesto por Unión Profesional para la atención integral a los mayores

La ‘Oficina C‘ —servicio del Congreso de los Diputados que cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), encargada de facilitar el diálogo entre la comunidad científica, los diputados y las diputadas, y la sociedad— publicaba recientemente el informe “Envejecimiento y Bienestar. Una radiografía de las personas mayores”, que ofrece una visión multidisciplinar acerca de la longevidad. Un trabajo en cuya elaboración han participado más de una veintena de expertos en la materia y para el que se han consultado más de doscientos trabajos. Entre ellos, el estudio y modelo de referencia “Atención integral a las personas mayores”, elaborado por Unión Profesional, presentado en la última jornada organizada por la Comisión Jubilare del Colegio de Registradores de España el pasado 17 de enero.

ENVEJECIMIENTO Y BIENESTAR
En España, las personas mayores de 65 años representan el 20,1% de la población, siendo el cuarto país europeo con mayor presencia del colectivo. Las bajas tasas de natalidad y el aumento de la esperanza de vida nos trasladan a una sociedad más envejecida, planteando la longevidad como un logro, que trae consigo múltiples oportunidades, pero también, retos. Ante esta coyuntura es importante considerar a las personas mayores como un colectivo heterogéneo, con realidades diversas, que requieren de una atención integral y la participación coordinada de profesionales de diferentes disciplinas que puedan hacer un acompañamiento integral. “La meta no es solo vivir más años, sino hacerlo con salud y bienestar”, recoge el documento.

Para lograr una mejora de la calidad de vida es necesario promover el envejecimiento saludable y activo, teniendo en cuenta los factores biológicos, sociales y psicológicos que intervienen en tal proceso, así como los retos a los que se enfrentan las personas mayores, entre los que se encuentra la discriminación por edad, la soledad no deseada o la brecha digital. Aportar calidad de vida a los años, no solo traería consigo importantes beneficios para la persona en cuestión, sino que, a su vez, repercutiría positivamente en el propio sistema. En lo que concierne al coste sanitario, en el caso de nuestro país este podría reducirse a prácticamente a la mitad, según recoge el documento, si el aumento de la esperanza de vida va acompañado de una buena salud física, social y psicológica.

En España, las personas mayores de 65 años representan el 20,1% de la población, siendo el cuarto país europeo con mayor presencia del colectivo. Las bajas tasas de natalidad y el aumento de la esperanza de vida nos trasladan a una sociedad más envejecida, planteando la longevidad como un logro, que trae consigo múltiples oportunidades, pero también, retos.

La inclusión y participación de las personas mayores en la sociedad, permitiría una mayor adaptación de los servicios a las necesidades reales del colectivo. En este proceso, también sería relevante acabar con la visión estereotipada sobre la vejez, pensando en las personas mayores desde una perspectiva individual, en vez de en “términos generacionales”.

AUTONOMÍA Y ESTRATEGIA EUROPEA DE CUIDADO

La labor de los profesionales constituiría un elemento esencial a la hora de mejorar la calidad de vida de los mayores, proveyéndoles de unos servicios de calidad. Además de los conocimientos científico-técnicos, el documento elaborado por la ‘Oficina C’ pone de manifiesto la capacidad de los profesionales para detectar situaciones de abandono y abuso. En esta labor de detección y, simultáneamente, de acompañamiento se introduce la figura del coordinador de servicios profesionales. “Unión Profesional propone la creación de un perfil cualificado y colegiado que, desde una profesión relacionada y con un extra de formación, gestione las necesidades de las personas mayores y coordine desde el ámbito privado los servicios profesionales necesarios”, apunta el estudio.

El profesional contribuiría a promover la autonomía de las personas mayores y, por consiguiente, a favorecer que estas puedan envejecer en casa. Un deseo que compartiría un 95% de la población. El modelo desarrollado por Unión Profesional estaría a su vez en línea con la Estrategia Europea de Cuidado, en la que actualmente se estaría trabajando para su adaptación al contexto español, que aboga por unos servicios integrales, centrados en la persona y que se realicen de forma continuada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Scroll al inicio