Unión Profesional Cantabria

Las profesiones salvan noviembre con un mejor comportamiento relativo del empleo frente al estancamiento general

Según el análisis económico de Unión Profesional sobre la afiliación y paro registrado en noviembre del 2023, las profesiones salvan noviembre con un mejor comportamiento relativo del empleo frente al estancamiento general.

El subsector de servicios profesionales* finalizó noviembre con un incremento de afiliación del 0,22% mensual. Un dato ligeramente por debajo del anotado hace un año, pero superior al balance medio en este mes antes de la pandemia. En términos desestacionalizados añadió un 0,48% mensual, solo una décima menos que en el mismo mes del 2022. Ello sugiere que la creación general de empleo en las profesiones continúa sólida en contraste con el tono general del mercado laboral que se estanca. Las consultorías jurídica, financiera e informática compensaron el desempeño algo más débil en la consultoría empresarial y en la arquitectura, la ingeniería y el ámbito científico-técnico.

EL MERCADO LABORAL SE ESTANCA CON UN SECTOR DEL TURISMO CON MAYOR CAÍDA ESTACIONAL

Precisamente, el mercado laboral concluyó noviembre con un retroceso de la afiliación del 0,06% mensual, una caída levemente superior a la anotada hace un año, aunque inferior a la media en el periodo previo a la pandemia. En términos desestacionalizados la afiliación se quedó en un tímido 0,05% mensual, frente al 0,39% de hace un año, por lo que el freno en la creación de empleo parece bastante tangible.

Por sectores, la enseñanza y las actividades relacionadas con el empleo como la colocación fueron los sectores que tiraron más de la ocupación en noviembre y mejoraron su dato mensual de noviembre del 2022. En contraposición, las áreas más relacionadas con el turismo como los servicios de alojamiento y los servicios de comidas y bebidas restaron más empleo que hace un año en un mes que suele ser de caída estacional.

Respecto al pulso general del sector servicios, el índice PMI publicado por S&P Global presentó un leve repunte, y supone ya tres meses de una tímida expansión. Con todo, se advierte de una falta de nuevos pedidos y la situación del sector aún es frágil. Entretanto, el grado de incertidumbre política y económica incidió en que la confianza en el futuro se mantenga por debajo de la tendencia en noviembre.

MÁS SEÑALES DE CRECIMIENTO ESTRUCTURAL DEL EMPLEO EN SANIDAD EN EL CONTEXTO DE LEVE CAÍDA ESTACIONAL

La sección de actividades sanitarias y de servicios sociales, que refleja el grueso de sanidad, cayó un 0,003% mensual en noviembre frente al 0,08% que sumó hace un año. Este es un dato relativamente favorable en la medida que el comportamiento medio previo a la pandemia en este mes arrojaba una cierta caída mensual. En el enfoque anual hay un 3,64% más de afiliación. Más en concreto, en el sector público la afiliación bajó un 0,72% mensual, dos décimas más que hace un año; el sector privado añadió un 0,52% mensual, solo tres centésimas menos que en noviembre del 2022.

El resultado esperable de noviembre suele dejar un ligero retroceso de la ocupación motivado por el goteo de la finalización de los contratos generados desde el verano por razones estacionales. Sin embargo, las divisiones principales de la mencionada sección arrojaron aumentos mensuales desestacionalizados de la afiliación, asunto que vuelve a manifestar como en los últimos meses podría estar produciéndose un leve repunte estructural en algunas platillas sociosanitarias y, en este último mes, con un posible mayor protagonismo en el sector privado.

Además, el ejercicio autónomo añadió un 0,43% mensual más de afiliación, prácticamente igual que hace un año, aunque inferior al ritmo medio previo a la pandemia. Y, en relación con sanidad, la división de actividades veterinarias mejoró el dato mensual de creación de empleo sobre el 2022, aunque el crecimiento vino solo por parte de la contratación como hace un año.

LA ARQUITECTURA, LA INGENIERÍA Y EL ÁMBITO CIENTÍFICO-TÉCNICO ACUSAN EL MENOR TONO DE LA INDUSTRIA Y LA CONSTRUCCIÓN

La división que agrupa a la arquitectura, la ingeniería y buena parte del ámbito científico-técnico incrementó su afiliación un 0,66% mensual en noviembre. Dos décimas menos que hace un año, aunque aún se mantiene por encima del dato medio previo a la pandemia en este mes. Si bien, en términos desestacionalizados restó un 0,14% mensual y abona el escenario de ralentización de la actividad industrial y de la construcción.

Justamente, la industria manufacturera anotó por octavo mes una contracción de su actividad según el índice PMI de S&P Global para este sector pese a mejorar algo frente a octubre. Una caída lastrada por el menor volumen de nuevos pedidos y producción. Asimismo, se apunta al «contexto de persistentes incertidumbres políticas y económicas». A ello se añade que la cartera de pedidos en la industria sigue en negativo en noviembre según la síntesis de indicadores del Banco de España. Dentro las ramas industriales, la textil, y la fabricación de material y equipo eléctrico fueron las ramas que más empeoraron sobre el mismo mes del 2022. Entretanto, la industria del cuero y del calzado, la fabricación de productos metálicos, la fabricación de maquinaria y la fabricación de vehículos experimentaron un aumento del empleo mensual algo mejor que hace un año.

El sector de la construcción expuso una mejoría en la cartera de pedidos en noviembre de acuerdo al BdE. Ello podría encontrar base en el repunte de la confianza en la construcción de edificios y de las actividades especializadas (reformas) por una moderación en la obra civil conforme al Indicador de Clima de la Construcción (ICC) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En contraste, estas tres ramas registraron incrementos mensuales de la afiliación en noviembre más contenidos que hace un año.

AGOTAMIENTO DE LA CREACIÓN DE EMPLEO EN LA CONSULTORÍA DE GESTIÓN EMPRESARIAL Y DE I+D

En lo concerniente al resto de divisiones, la consultoría jurídica, esencialmente, seguida de la informática, prospección de mercados, financiero-aseguradora, e inmobiliaria presentaron incrementos mensuales de afiliación algo superiores a los de hace un año.

En un escenario donde el flujo de financiación se redujo en octubre por décimo mes tanto para los hogares, como para las empresas según el BdE y las expectativas de crecimiento para el 2024 son inferiores como apuntaron recientemente la Comisión Europea o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) conviene tomar prudencia sobre estos mejores datos relativos de empleo.

La creación mensual de empleo en la arquitectura, la ingeniería y el ámbito científico-técnico se moderó en noviembre frente al dato del 2022. Ello traería origen principal en la contracción general de la industria y el tono más débil de la construcción. En lo positivo sobresalió la industria del cuero y el calzado, y la fabricación de productos metálicos. Inversamente, destacó el peor balance en el textil y la fabricación de material eléctrico.

Como ejemplo, es habitual que buena parte del tejido empresarial demande más consultoría jurídica y económica para lidiar con la posible conflictividad mercantil, laboral y civil ante el deterioro económico de algunos sectores. También acostumbra a crecer el interés por protegerse de la inflación y el encarecimiento del crédito. Y, en la misma línea, el avance de la consultoría informática, de prospección de mercados y la inmobiliaria podría responder a una búsqueda de una posición más competitiva en el mercado y de oportunidades de inversión con mayor rendimiento por los agentes económicos.

Por su parte, la consultoría de gestión empresarial y la de I+D mostraron signos de fatiga con un ritmo mensual de creación de empleo inferior al de hace un año. Ello podría reflejar una menor confianza en el crecimiento económico esperado y dificultades para invertir por los tipos de interés de elevados. En consecuencia, la aplicación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia será clave durante el próximo año. Por otro lado, el mejor dato mensual sobre noviembre del 2022 en la enseñanza respondió de nuevo a un mayor impulso del sector público.

MEJOR COMPORTAMIENTO DEL EMPLEO POR CUENTA PROPIA EN LAS PROFESIONES

En otro orden, el empleo asalariado subió un 0,18% mensual en el subsector de servicios profesionales. Una décima menos que hace un año, aunque favorable frente a la caída media en este mes previo a la pandemia.

En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) el aumento de afiliación fue del 0,43% mensual, una décima más que hace un año y solo una inferior al comportamiento medio en este antes de la pandemia. A punto de concluir el primer año de aplicación de la reforma del sistema de cotización de autónomos mediante el Real Decreto-ley 13/2022 se refleja que las profesiones habrían asumido algo mejor el cambio al mostrar un crecimiento anual del 2,58% por un 0,43% que agrega todo el RETA.

Ya en los ERTE, el número de trabajadores en esta tesitura se incrementó un 0,38% mensual hasta sumar 11.356 el último día del mes. De este volumen, 426 pertenecen al subsector de servicios profesionales, un descenso sobre el mes anterior del 29,47%.

LA CAÍDA MENSUAL DEL PARO REGISTRADO FUE LA MENOR EN LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS

El paro registrado en noviembre cayó en 24.573 personas frente al mes anterior, un 0,89% mensual. Se trata de una caída inferior a las acontecidas en este mes en el 2021 y el 2022. En términos desestacionalizados el paro disminuyó con mayor intensidad en 34.785 personas. En la panorámica hay 2.734.831 parados, esto es, 146.549 menos frente a noviembre del 2022, un 5,09% anual.

Entre los sectores recogidos el paro se redujo en todos, aunque con mayor profundidad en la agricultura con un 2,13% mensual, seguido de la industria con un 1,22% mensual, los servicios con un 0,88% mensual, el colectivo sin empleo anterior con un 0,53% mensual, y la construcción con un 0,51% mensual. A su vez, el paro descendió un 0,78% mensual en los hombres y en un 4,77% mensual en las mujeres.

Por otro lado, los contratos registrados en noviembre llegaron a 1.356.293, un 4,77% anual menos. El 41,47% de estos fueron contratos indefinidos, pero con un descenso anual del 8,58%.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Scroll al inicio