Unión Profesional Cantabria

Tenue incremento del empleo en las profesiones durante septiembre en un mercado laboral más estancado

El subsector de servicios profesionales finalizó septiembre con un tenue balance positivo de afiliación del 0,05% mensual según el análisis del Departamento de Estudios de Unión Profesional.  Un resultado similar, pero superior al del pasado año y también al dato medio en este mes antes de la pandemia. Lo más relevante fue que en términos desestacionalizados el avance fue del 0,69% mensual, casi igual al 0,66% de hace un año por lo que se mantiene un tono general sólido en la creación de empleo de las profesiones en el panorama actual de ralentización económica. A este buen desempeño contribuyeron, fundamentalmente, los ámbitos de sanidad, con una caída de empleo menor que la habitual en este mes, el financiero-asegurador, y parte del científico-técnico que añadieron más ocupación que en el 2022.

EL MERCADO LABORAL CONTINÚA EN CIERTO ESTANCAMIENTO

El mercado laboral concluyó septiembre con un aumento de la afiliación del 0,09% mensual, por debajo del 0,15% del año anterior, aunque algo mejor que el dato medio en este mes previo a la pandemia. Sin embargo, en términos desestacionalizados la afiliación solo sumó un 0,06% mensual, la cuarta parte que hace un año, lo que abona un cierto estancamiento en la creación estructural de empleo.

La enseñanza, con el efecto estacional de contratación al comienzo del periodo lectivo y, en menor medida, la actividad de las agencias de colocación empleo, y el sector audiovisual fueron los sectores más destacados con una creación de ocupación por encima de la de septiembre del 2022. Al mismo tiempo, los servicios de alojamiento, y los servicios de comida y bebidas recortaron menos empleo de lo habitual y en ello podría haber influido la climatología y el mayor volumen de visitantes del exterior. Por el contrario, la afiliación disminuyó de forma sustancial con más fuerza este año en las administraciones públicas, las actividades postales y de correos, y en el comercio minorista.

En cuanto al pulso general del sector servicios, el índice PMI para este sector que elabora S&P Global apuntó una ligera expansión marginal en septiembre gracias a los nuevos pedidos. Esta es una señal más favorable tras la contracción registrada en agosto. En cualquier caso, se advierten condiciones subyacentes de debilidad en la demanda.

SANIDAD RECORTA MENOS EMPLEO DE LO HABITUAL Y AÑADE EMPLEO ESTRUCTURAL

En sanidad, recogida esencialmente en la sección de actividades sanitarias y servicios sociales, la afiliación restó un 0,41% mensual, una décima menos que hace un año, y menos de la mitad que el dato medio en un mes de septiembre antes de la pandemia. A su vez, ha creado un 2,89% trimestral de ocupación en el tercer trimestre, casi una décima más que hace un año. Más en concreto, el sector público recortó un 1,29% mensual, menos que hace un año; mientras, en el sector privado la afiliación repuntó un 0,26% mensual, algo inferior al aumento de hace un año, pero superior al balance favorable medio antes de la pandemia.

Como es corriente, durante los meses de septiembre y octubre, el empleo en sanidad acostumbra a retroceder debido, principalmente, a la finalización de los contratos de sustituciones de verano y de refuerzo en los centros sanitarios en las zonas turísticas. No obstante, este mes los datos desestacionalizados refirieron un incremento de la ocupación, lo que supone una buena señal en cuanto a la estabilidad y refuerzo de algunas plantillas.

La contracción de la actividad industrial y cierta debilidad en la construcción estarían afectando a la creación de empleo de las profesiones de arquitectura, ingeniería y el ámbito científico-técnico. En septiembre sumaron menos ocupación que hace un año y en la industria solo mejoraron su desempeño algunas ramas como la química, la farmacéutica o la metalurgia.

Entretanto, el empleo autónomo creció con un ritmo por encima del de hace un año y del comportamiento medio previo a la pandemia. Por otro lado, la división de actividades veterinarias redujo su empleo más que hace un año y que el dato en este mes antes de la pandemia. No obstante, el incremento de la afiliación autónoma y el leve incremento mensual general desestacionalizado sugieren un horizonte más optimista.

RALENTIZACIÓN EN LA CREACIÓN DE EMPLEO EN ARQUITECTURA, INGENIERÍA Y ÁMBITO CIENTÍFICO-TÉCNICO

La división que aglutina la arquitectura, la ingeniería y gran parte del ámbito científico-técnico anotó una ligera subida de afiliación del 0,20% mensual en septiembre. Un aumento inferior al del 2022, pero por encima del dato medio antes de la pandemia. Sin embargo, en términos desestacionalizados el avance fue más modesto con solo una décima, lo que insinúa una cierta ralentización en la creación estructural de empleo en estas profesiones y que encontraría razones principales en el tono bajo de la industria y la construcción.

En tal dirección, la industria continúa a la baja en pedidos y confianza según el Banco de España (BdE), y el índice PMI sobre el sector en nuestro país publicado por S&P Global donde se atestigua una contracción de la actividad por sexto mes. Con todo, en septiembre la caída fue algo menor que en agosto ante un descenso más moderado de la demanda y los fabricantes aún mantienen perspectivas favorables para los próximos doce meses. En materia de empleo, la mayoría de ramas de la industria presentaron un resultado más contenido que hace un año. Entre las ramas que sumaron más empleo que hace un año se hallan la industria química, la fabricación de productos farmacéuticos, la fabricación de productos de caucho, la metalurgia, la fabricación de material y equipo eléctrico, la fabricación de muebles, y la reparación e instalación de maquinaria y equipo.

Sanidad registró una caída de afiliación en septiembre más contenida que hace un año. En esta disminución habitual, tras la finalización de los contratos de sustitución y refuerzo de verano, se distingue un menor descenso de la ocupación en el sector público y, por otro lado, un crecimiento algo inferior en el sector privado. Además, la ocupación desestacionalizada creció y sugiere mayor continuidad en el empleo generado. 

En la construcción la cartera de pedidos volvió a terreno positivo en septiembre tras caer en agosto de acuerdo al BdE. Por su parte, la construcción de edificios retrocedió su nivel de confianza, mientras que se recuperó en la obra civil y en las actividades especializadas conforme al Indicador de Clima de la Construcción (ICC) del Ministerio Industria, Comercio y Turismo. En cuanto a la afiliación, los tres ámbitos mencionados presentaron un desempeño peor que hace un año e, incluso, las actividades especializadas, esto es, las reformas, expusieron una leve bajada. Entretanto, las actividades inmobiliarias mostraron un crecimiento de afiliación superior al de hace un año.

LA ENSEÑANZA Y LA ACTIVIDAD FINANCIERO-ASEGURADORA DESTACAN EN LA CREACIÓN DE EMPLEO

En otras divisiones del subsector, sobresalen las actividades financieras y de seguros con un incremento mensual de afiliación superior al de hace un año que podría responder a una mayor demanda de estos servicios por las empresas y los hogares para protegerse de la inflación y/o buscar alternativas de inversión y refinanciación ante la subida de los tipos de interés.

Asimismo, la enseñanza destacó en octubre con una creación de empleo superior a la de hace un año y al dato medio antes de la pandemia y que traería causa en la contratación ante el comienzo del periodo lectivo. Ello traería causa principal en un repunte de la contratación en el sector público por encima del 2022 cuando cayó. Además, la contratación en el sector privado, que acostumbra a ser más voluminosa en este mes, este año se quedó por debajo de la del 2022.

El menor flujo de financiación a las empresas y los hogares ante los elevados tipos de interés debido a la inflación podrían explicar buena parte del menor crecimiento de empleo en la consultoría jurídica, económica y tecnológica. Mientras, sobresalió el mejor pulso de la actividad financiero-aseguradora en un marco de búsqueda de soluciones ante el encarecimiento del crédito, y de la enseñanza ante el comienzo del periodo lectivo.

En el resto, el resultado fue más discreto. Las actividades jurídicas y de contabilidad, la consultoría de gestión empresarial, la informática, la publicidad y estudios de mercado, o las actividades de I+D registraron aumentos de afiliación más tímidos que hace un año. Ello podría ser consecuencia de una moderación en la demanda del tejido empresarial y los hogares de estos servicios que resultaría en una atenuación del tráfico jurídico y económico. Entre las causas, sobresalen las menores perspectivas de actividad económica como sugiere la intensificación de las caídas de financiación a las empresas y los hogares de acuerdo al BdE. Pese a todo, la tasa de morosidad se mantiene estable en el 3,5%.

Más en contexto, durante septiembre conocimos la actualización de las previsiones económicas de la Comisión Europea, el Banco de España y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El consenso apunta hacia una ralentización de economía internacional durante el segundo semestre del año ante el endurecimiento de la política monetaria que se prevé con una duración más larga ante la persistencia de los niveles de inflación.

LA AFILIACIÓN AUTÓNOMA TIRA DEL EMPLEO EN LAS PROFESIONES 

En otro plano de análisis, el empleo asalariado disminuyó un 0,06% mensual durante septiembre en el subsector de servicios profesionales. Ello supone tres centésimas menos que hace un año y muy por debajo de la caída media en este mes antes de la pandemia.

En cambio, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se produjo un aumento de afiliación en las profesiones del 0,68% mensual, cinco centésimas por encima del pasado año y del dato medio en este mes antes de la pandemia. Tras nueve meses de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 13/2022 sobre el nuevo sistema de cotización de autónomos, tanto el subsector de servicios profesionales, como toda la afiliación al RETA manifiestan un crecimiento superior en el periodo septiembre 2023 vs. diciembre 2022 frente al mismo entre septiembre del 2022 y diciembre del 2021.

En cuanto a los ERTE, el volumen de trabajadores en esta tesitura descendió en un 1,66% mensual hasta los 11.051 el último día de septiembre. El 5,09% de este montante fueron profesionales, 563 en esta condición. El subsector de servicios profesionales recogió una caída del 3,66% mensual de sus ERTE.

EL PARO AUMENTA AL MAYOR RITMO EN UN MES DE SEPTIEMBRE DESDE EL 2017

El paro registrado aumentó en 19.768 personas en septiembre, un 0,73% mensual. El incremento más acusado en este mes desde el 2017, y exceptuando el 2020 y el 2021 como años más intensos de la pandemia donde el paro se redujo. Pese a ello, en términos desestacionalizados se produjo un descenso del paro de 3.736 personas. En el balance anual hay 219.451 personas desempleadas menos que dejan un montante de 2.722.468.

Este aumento del paro en septiembre se explica por el sector servicios con un 0,98% mensual ante el final de la campaña de verano y por el colectivo sin empleo anterior con un 2,85% mensual. Entretanto, disminuyó un 1,74% mensual en la construcción, un 2,06% mensual en la agricultura y un 0,09% en la industria. A su vez, el paro en los hombres subió un 0,78% mensual y en las mujeres un 0,70% mensual.

Por otro lado, en septiembre se firmaron 1.392.205 contratos, un 16,17% anual menos. El 44,78% de este volumen fueron indefinidos, con una caída del 19,65% anual.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Scroll al inicio