Unión Profesional Cantabria

El Colegio de Caminos critica el desfase millonario para infraestructuras ferroviarias entre comunidades autónomas

La Demarcación cántabra considera incomprensible que Cantabria lleve 14 años esperando para comenzar las obras del AVE, mientras Murcia recibe cerca de 600 millones para finalizar su obra ferroviaria

El decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en Cantabria, Enrique Conde, ha calificado de “discriminación económica” el desajuste económico entre comunidades autónomas en materia de infraestructuras ferroviarias.

Así, el decano lamenta que mientras en Cantabria se ha aprobado una nueva partida de 28 millones de euros para ejecutar un tramo de 30 kilómetros, el Ministerio de Fomento acaba de conceder una partida cercana a los 600 millones de euros a Murcia para finalizar el tren de alta velocidad.

Para Conde, mientras que en otras regiones se aprueban inversiones millonarias para mejorar las infraestructuras ferroviarias existentes o dotarles de otras nuevas -600 millones para el AVE y el soterramiento de vías en Murcia- en Cantabria “apenas se aprueban contratos para avanzar en este campo, pese a las continuas promesas que históricamente se han lanzado desde el Ejecutivo central”.

Así, señala que la reciente licitación de un tramo de 30 kilómetros entre Santander y Torrelavega, con un presupuesto estimado de 28 millones de euros “supone un avance, pero no significativo, si tenemos en cuenta la cantidad que tiene que invertir el Ministerio para que la conexión con Madrid sea una realidad en tiempo y forma”.

En este sentido, el decano recuerda que el primer estudio informativo del AVE para Cantabria se realizó en 2003 y que en 2011 el Ejecutivo nacional fijó 2015 como el año en que el tren de alta velocidad sería una realidad en Cantabria.

“Tres años después, la inversión real son 223,4 millones de euros en la renovación y rehabilitación de la línea Palencia-Santander”, ha apuntado.

Para ganar competitividad frente a las comunidades autónomas vecinas el Colegio reclama al Ministerio de Fomento un calendario exacto y fiable con las fechas de las obras previstas y periodos de ejecución, de manera que la sociedad pueda conocer la realidad de una de las infraestructuras más relevantes para la economía cántabra.

“Nuestro Colegio está obligado a reivindicar que las infraestructuras que son básicas para esta región vayan cumpliendo los plazos adecuados para que el entorno del 2020 la conexión a Madrid sea una realidad”, manifiesta Conde.

Además, el decano recuerda que “si vital resulta la conexión a Madrid en el entorno de 2020 con un calendario planificado y exacto, igual de relevante es la conexión a Bilbao”.

En este sentido señala que “conectarse a la capital vizcaína mediante los dos anchos de vía es conectarse a Europa y al progreso”.

Igualmente, Conde subraya que el abandono en planificación ferroviaria que ha sufrido Cantabria es también patente en que la región ha quedado relegada de las Redes Transeuropeas de Transporte, un conjunto de vías planificadas para facilitar la comunicación de personas y mercancías a lo largo del territorio europeo.

“Sólo seis capitales de provincia han quedado fuera de la Red y solamente una comunidad autónoma está desconectada de este sistema ferroviario, que no es otra que Cantabria”, lamenta el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en Cantabria.

“El Ministerio ha expuesto en varias ocasiones que esta circunstancia es muy negativa para Cantabria y sabemos que se está trabajando para resolver esta situación”, ha añadido.

Además, ha manifestado que desde el Colegio “nos ofrecemos para aportar trabajo y colaboración con el Ministerio y el Gobierno Regional en todo aquello que resulte necesario, pero no nos queda más remedio que apremiar a las instituciones para que esto se produzca cuanto antes”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Scroll al inicio