Unión Profesional Cantabria

Balance favorable de las profesiones en ocupación, paro y horas trabajadas en la EPA del tercer trimestre

El análisis de Unión Profesional sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del 2023 con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que el subsector de servicios profesionales registró un aumento de la ocupación del 3,46% en el tercer trimestre respecto al segundo con un volumen de ocupación que superó los 3,2 millones de personas ocupadas. Con excepción del año de la pandemia, el 2020, se trata del incremento más intenso en un tercer trimestre desde el 2016. Por su parte, el grueso de horas trabajadas** cayó un 9,21% trimestral, el menor descenso en este trimestre desde el 2019. Esta disminución habitual de horas en el subsector se produce debido a la moderación estacional de verano que este año afectó menos a las profesiones del ámbito de sanidad. En consecuencia, el crecimiento anual de la ocupación se sitúa en el 6,95%, superior al 3,51% general del mercado laboral. 

La arquitectura, ingeniería y ámbito científico-técnico junto con las profesiones que operan en sanidad fueron las ramas que crearon más ocupación trimestral que hace un año. Entretanto, en el resto se produjeron datos más discretos o caídas, especialmente, en la consultoría de gestión empresarial, la publicidad y estudios de mercado, y en la enseñanza.

Más empleo en sanidad junto con una caída trimestral más suave de las horas trabajadas

En el análisis más específico, la sección de sanidad y servicios sociales añadió un 6,79% trimestral más de ocupación en el tercer trimestre, casi el triple que hace un año y el pulso más favorable en este trimestre en la serie histórica iniciada en el 2008. Su división principal, actividades sanitarias, anotó un incremento del 5,13%, casi dos puntos más que hace un año, y estaría más sintonizado con el mejor comportamiento trimestral de la afiliación al sector privado este año.

La subida corriente de ocupación estacional durante el verano, para cubrir sustituciones y refuerzos de personal en los centros sanitarios de las regiones más turísticas, podría ser consistente también con un aumento estructural de personal en algunas plantillas. Al mismo tiempo, las actividades veterinarias presentaron más creación de empleo que hace un año.

La división de arquitectura, ingeniería y ámbito científico-técnico finalizó el tercer trimestre con un balance trimestral de ocupación superior al de hace un año. Si bien, conviene guardar prudencia dado que la producción industrial cayó en agosto, el índice PMI de la industria manufacturera acumula seis meses de contracción, y la variación mensual del consumo de cemento sigue en negativo.

En cuanto al volumen de horas trabajadas, dentro de la caída acostumbrada en este trimestre, sobresalió que fue menor en la ocupación autónoma y en la ocupación asalariada en el sector privado. Cuestión que conectaría con los datos más favorables apuntados de afiliación privada. Mientras, el descenso trimestral de horas trabajadas en el sector público fue algo más moderado que hace un año y señalaría cierta estabilidad en el curso del empleo sanitario en la Administración.

Buen desempeño relativo para las profesiones de arquitectura, ingeniería y ámbito científico-técnico

Las profesiones de arquitectura, ingeniería y ámbito científico-técnico expusieron un crecimiento trimestral de ocupación del 7,44% trimestral en su división. Si bien, la división de otras actividades profesionales, científicas y técnicas que recoge el ejercicio de muchas de estas profesiones recortó empleo prácticamente con la misma intensidad.

Por tanto, conviene ser prudentes con la evolución del empleo en estas divisiones. Particularmente, cuando la producción industrial disminuyó en agosto según el INE, el índice PMI de la industria manufacturera acumula seis meses de contracción de acuerdo a S&P Global, o el consumo de cemento sigue en negativo en su variación mensual conforme al Banco de España.

La consultoría jurídica, de gestión empresarial, informática, inmobiliaria, y de publicidad y estudios de mercado registraron caídas trimestrales del empleo frente a las subidas en el 2022. La consultoría financiero-aseguradora y la de I+D anotaron subidas más leves que entonces. El contexto de encarecimiento de la financiación y la inflación afectaría a la demanda empresarial de estos servicios. 

Entre las ramas que mostraron un crecimiento trimestral de ocupación superior al de hace un año se encuentran las de alimentación, fabricación de material y equipo eléctrico, productos de caucho y plásticos, productos informáticos, electrónicos y ópticos, productos metálicos, y vehículos. Entretanto, la fabricación de productos farmacéuticos, de maquinaria, la industria de la madera y el corcho, y la textil recortaron más empleo que en el mismo trimestre del 2022. En la construcción, la obra pública destruyó más empleo a ritmo trimestral que hace un año, aunque fue compensado por un mejor comportamiento en la construcción de edificios y reformas. 

Moderación del empleo en la consultoría jurídica, económica y tecnológica

El resultado trimestral de la ocupación en la consultoría jurídica, de gestión empresarial, informática, inmobiliaria y de publicidad y estudios de mercado arrojó una caída en comparación con la subida experimentada el año anterior. En la medida que estos servicios suelen ser demandados por las empresas en gran parte, este comportamiento menos favorable del empleo podría ser coherente con una moderación en la actividad económica dado el encarecimiento de la financiación y las menores expectativas de crecimiento el próximo año. Por otro lado, la enseñanza destruyó más empleo del esperado durante este trimestre ante el fin del periodo lectivo, cuestión que difiere con el balance trimestral más favorable en términos de afiliación. Ello podría hallar explicación, entre otros factores, en una mayor precariedad contractual recogida por la EPA en este sector.

Sanidad anotó el mayor incremento trimestral de ocupación en un tercer trimestre en su serie histórica iniciada en el 2008. Ello sería consistente con un aumento estructural del ejercicio autónomo y de algunas plantillas en el sector privado, además del crecimiento estacional en verano por sustituciones y refuerzos.

En una posición algo mejor, la consultoría financiero-aseguradora y la de I+D añadieron empleo, aunque a un menor ritmo que en el 2022. Es posible que estas divisiones resistan mejor gracias, en parte, a la actividad del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), junto con una demanda empresarial para obtener asesoría y coberturas específicas ante los elevados tipos de interés y la inflación.

Entretanto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó el 25 de octubre el Estudio económico de España de la OCDE y apuntó, entre otras cuestiones, la necesidad de incrementar la productividad como reto clave, impulsar la aplicación del PRTR, y configurar una senda de consolidación fiscal que incremente los ingresos fiscales o haga más eficiente el gasto.

 

Repunte anual de las horas trabajadas en las profesiones ante la caída trimestral más moderada

Analizada la ocupación, ponemos el foco en el número total de horas efectivas semanales trabajadas al ser un indicador más fidedigno para calibrar el tono del mercado laboral y la economía. En el subsector de servicios profesionales** el dato de horas trabajadas retrocedió un 9,21% trimestral, un descenso inferior al de hace un año. Este resultado provino de una caída trimestral del 14,10% en la sección de actividades profesionales, científicas y técnicas, y de otra del 5,57% trimestral en la sección de actividades sanitarias y de servicios sociales. En ambos casos, se trata de una caída usual por la menor actividad estacional general durante el verano. De hecho, en términos anuales, el volumen de horas trabajadas en las profesiones repuntó al 6,53%. Cabe recordar que los datos oficiales no ofrecen mayor desagregación de las horas trabajadas por divisiones de actividad.

La tasa de paro en las profesiones se redujo casi un punto porcentual hasta el 3,06%, el dato más bajo en la serie histórica iniciada en el 2008. Sigue en niveles cercanos al pleno empleo y/o desempleo friccional. En contraste, la tasa de paro en el mercado laboral repuntó dos décimas hasta el 11,84%. 

El montante de horas trabajadas en el mercado laboral disminuyó un 9,38% trimestral, algo menos que hace un año dentro de un comportamiento estacional. De esta forma, el dato anual de horas trabajadas se alzó hasta el 2,43% después de tres trimestres de moderación. Entre los sectores principales que explican este mejor comportamiento relativo sobresalen el comercio (singularmente el minorista de acuerdo a los buenos datos de ocupación), la industria manufacturera y sanidad. En lado contrario, la construcción, la hostelería y la enseñanza anotaron un desempeño trimestral más débil que hace un año. Si tomamos perspectiva a cuatro años vista con el tercer trimestre del 2019 para valorar el impacto de la pandemia se observa que el subsector de las profesiones es más robusto al registrar un 15,02% más de horas trabajadas por un 6,91% en el conjunto del mercado laboral.

En cuanto al régimen laboral, es relevante señalar algunas cuestiones. En el subsector, las horas trabajadas en la ocupación autónoma disminuyeron un 16,12% trimestral, ritmo superior al general, pero una décima inferior al de hace un año. En la ocupación asalariada del sector público la caída fue del 10,63%, que es la mitad en relación con la del mercado laboral, y casi un punto y medio porcentual inferior a la del tercer trimestre del 2022. Respecto a la ocupación asalariada en el sector privado, la disminución para las profesiones fue del 6,27%, mejor que hace un año, aunque levemente por encima de la bajada mostrada por el mercado laboral.

Bajada del paro en las profesiones y ligero repunte en el mercado laboral

En materia de desempleo, la tasa de paro en el subsector de servicios profesionales se redujo al 3,06% en el tercer trimestre. Ello supone casi un punto menos que el trimestre anterior y el porcentaje más bajo de la serie histórica que arranca en el 2008. De esta forma, muestra una mayor solidez al encontrarse en niveles más compatibles con situaciones cercanas al pleno empleo o el desempleo friccional al situarse por debajo del nivel del 5%. Por el contrario, la tasa de paro en el mercado laboral repuntó dos décimas hasta el 11,84% lo que conlleva que el número de desempleados supere los 2,8 millones. Con todo, el número de personas trabajando sigue en nuevas cotas elevadas al superar los 21,2 millones de ocupados.

El volumen de horas trabajadas en las profesiones cayó un 9,21% trimestral, el menor descenso en un tercer trimestre desde el 2019, antes de la pandemia. En el mercado laboral esta disminución fue del 9,38% trimestral, levemente inferior a la del 2022. En perspectiva, la evolución anual de horas trabajadas es más robusta en las profesiones al repuntar al 6,53% por un 2,43% en el mercado laboral. 

Un aspecto a destacar es que la población activa creció a un ritmo trimestral superior al del volumen de ocupados en términos generales lo que apuntaría hacia un mayor interés por incorporarse al mercado laboral y, por tanto, explicaría el leve incremento de la tasa de paro.

Dentro de las divisiones que componen o están más en relación con el subsector de servicios profesionales solo las actividades inmobiliarias con un 6,26% y la enseñanza con un 6,95% fueron las que tuvieron el dato de paro más alto y por encima del registrado el trimestre previo. En cuanto al resto solo hubo un pequeño repunte en la consultoría informática situada en el 2,26%, mientras que en los demás se produjeron bajadas del paro que son inferiores al 5%. En síntesis, la sección de actividades profesionales, científicas y técnicas cerró en el 3,30% y la de actividades sanitarias y de servicios sociales en el 3,02%.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Scroll al inicio