Unión Profesional Cantabria

El Colegio de Economistas conmemora sus 40 años como «motor para el progreso económico de Cantabria”.

El  Colegio de Economistas conmemora sus 40 años de historia haciendo balance de su función como “referente para los economistas y motor para el progreso económico de Cantabria”. Así ha valorado el decano-presidente, Fernando García Andrés, el papel que la institución cántabra ha desarrollado a lo largo de sus cuatro décadas de actividad.

Durante este tiempo, el Colegio ha representado a un total de 2.642 economistas y, en la actualidad, cuenta con 970 colegiados. Su objetivo a corto plazo es alcanzar los 1.200 profesionales, una vez que se concrete la unificación con el Colegio de Titulados Mercantiles. “Desde sus inicios, el Colegio ha experimentado un crecimiento constante y esta fusión representa un paso importante en su consolidación y en el impulso a la figura de los profesionales de la economía”, explica el decano-presidente.

García Andrés, acompañado por la vicedecana, Natividad Fernández Gómez, y el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentí Pich Rosell, ha presentado un análisis de los resultados y logros conseguidos por el Colegio durante este tiempo y ha evaluado los desafíos y retos a los que se enfrenta la profesión.

Desde su fundación, la formación y el empleo han sido ejes principales de su actividad. El Colegio ha organizado alrededor de 1.500 acciones formativas, de las que se han beneficiado más de 30.000 personas, y ha intermediado en cerca de 1.000 ofertas laborales a través de su Agencia de Colocación.

El decano ha destacado la labor del Colegio como “defensor de los intereses de los economistas y promotor del bienestar económico de la región” y ha asegurado que, hasta la fecha, “ha dejado una huella significativa en el campo de la economía».

La institución es miembro de la Comisión Permanente del Consejo General de Economistas de España, colectivo que cuenta con cerca de 53.000 asociados en 43 colegios provinciales. El presidente nacional, Valentí Pich Rosell, ha puesto de relieve que la profesión de economista es “relativamente joven” y que las cifras de asociados, con respecto a otras profesionales, “son sorprendentes”. “Estamos muy interrelacionados con la sociedad civil y esto es muy importante. Nuestro valor no radica solo en tener habilidades relacionadas con la contabilidad, la gestión de personal o el tratamiento de datos, sino en la capacidad de contribuir a la gestión eficiente de los recursos públicos”, asegura.

Fernando García Andrés ha explicado que, actualmente, “la Responsabilidad Social Corporativa está en el centro de la estrategia del Colegio para promover una nueva forma de hacer economía al servicio de toda la sociedad”.

La institución busca fomentar el desarrollo profesional y el aprendizaje continuo de sus miembros, promover la inclusividad y diversidad en el campo de la economía, concienciar sobre problemas económicos ambientales y aumentar la educación económica en la sociedad, así como participar activamente en eventos solidarios y apoyar a organizaciones benéficas.

El decano ha ofrecido otras cifras significativas, como los 40.000 euros recaudados a través de sus conciertos solidarios -a favor de Mensajeros de la Paz, Médicos Sin Fronteras, Cáritas e IDIVAL- o los 25.000 euros otorgados en premios a diferentes iniciativas, como los trabajos universitarios de investigación económica y empresarial o la Olimpiada de Economía de Cantabria, entre otros certámenes.

Durante la presentación del balance, García Andrés ha anunciado la celebración, el próximo viernes, 16 de junio, de un acto conmemorativo en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander, en el que se desgranarán los principales hitos del Colegio y se rendirá homenaje a los fundadores y a los decanos que han estado al frente de la institución durante estos 40 años.

Formación y empleo
Fomentar el desarrollo profesional y el aprendizaje continuo de sus miembros es uno de los objetivos estratégicos de la organización. Desde su fundación, ha impartido -bien por iniciativa propia o en colaboración con otras instituciones-, 1.500 actividades formativas de diversa índole, mediante conferencias, talleres y programas (master y cursos de experto), de las cuales se han beneficiado más de 30.000 personas y en las que han participado más de 3.000 ponentes.

En el campo laboral, el acuerdo establecido con la Agencia Cántabra de Administración Tributaria, que brinda a los economistas recién egresados la oportunidad de realizar prácticas remuneradas, ha permitido la contratación de 460 personas. Y la Agencia de Colocación del Colegio de Economistas de Cantabria, un servicio homologado por el Servicio Cántabro de Empleo, que ofrece conexión entre empresas e instituciones y colegiados para facilitar los procesos de selección y que funciona desde hace dos décadas, ha intermediado en cerca de 1.000 ofertas laborales, con un 60% de empleo consolidado.

Compromiso social
Otro de los retos actuales del Colegio es mejorar la educación económica de la sociedad, proporcionando recursos formativos y organizando talleres, conferencias o seminarios para un colectivo diverso: desde los más pequeños, hasta los jóvenes y personas mayores. En los últimos años, cerca de 1.000 alumnos de Primaria y Secundaria de Cantabria han participado en las actividades de sensibilización, como las ‘Jornadas de Economía y Empresas para Escolares’ o el ‘Concurso de Comunicación Audiovisual sobre Educación Financiera’, entre otras iniciativas.

El enfoque inclusivo de la entidad colegial se ha reflejado en acuerdos de colaboración con colegios, institutos y otras instituciones. La última alianza, sellada este año, ha permitido colaborar con UNATE y la Fundación Patronato Europeo de Mayores (PEM) para potenciar el valor del colectivo senior y sensibilizar en torno al papel que juegan las personas mayores de 50 años en la economía y el futuro de la región. Durante este ejercicio, las actividades organizadas en este ámbito han contado con la participación de más de 250 personas.

Además, el Colegio ha establecido alianzas con la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Cantabria y con la Universidad Europea del Atlántico, que permiten a los jóvenes participar en programas educativos para impulsar su formación y desarrollo.

Desafíos y retos
En cuanto a los desafíos a los que se enfrenta la profesión, García Andrés ha destacado los avances tecnológicos, el cambio climático y el envejecimiento de la población.

“Los economistas deben comprender -señala el decano- cómo la inteligencia artificial y la automatización de procesos impactan en el empleo, la productividad y la distribución de los ingresos”. En cuanto a la crisis climática, los profesionales deben “analizar los costes y beneficios de las políticas ambientales, evaluar el impacto económico de la transición hacia fuentes de energía renovables y promover la adopción de prácticas sostenibles en los sectores público y privado”.

Y respecto al envejecimiento de la población y la sostenibilidad del Estado del Bienestar, García Andrés señala que “los retos económicos y sociales asociados al cambio demográfico, exigirán a los economistas desarrollar modelos y plantear políticas que ofrezcan soluciones integrales y a largo plazo”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Scroll al inicio