La bioeconomía forestal en Cantabria podría crear 2.000 puestos de trabajo

Por 1 diciembre, 2017Actualidad
indice

Santander acoge el I Congreso Nacional de Bioeconomía Forestal que cuenta con 250 inscritos y convierte a la capital cántabra en “la capital nacional de la bioeconomía forestal”

Agencia EFE

La bioeconomía forestal podría crear 2.000 puestos de trabajo a medio plazo en Cantabria según ha señalado el decano del Colegio de Ingenieros Forestales, Javier Manrique durante la presentación del I Congreso Nacional de Bioeconomía Forestal, en el que hay 250 inscritos y que se celebra este 30 de noviembre y 1 de diciembre en Santander.

Los congresistas, provenientes de todas las comunidades autónomas y también del extranjero, sitúan durante dos jornadas a Santander como la capital nacional de la Bioeconomía forestal, un concepto que busca sustituir materiales no renovables, de origen fósil y grandes consumidores de energía en su transformación por otros productos que son renovables y de mayor eficiencia energética.

El Congreso está organizado por la Asociación Cántabra de Empresarios de la Madera y del Comercio del Mueble (ACEMM), la Asociación de Propietarios Forestales (Asforcan), el Colegio Oficial de Ingenieros de Montes y el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales.

El decano del Colegio de Ingenieros Forestales ha explicado que Cantabria es una de las regiones de Europa con mejores condiciones para el desarrollo de la bioeconomía forestal y ha considerado que la celebración del congreso ayudará a que la sociedad entienda que “estamos inmersos en un cambio de modelo productivo”. “Esta región tiene una gran oportunidad para desarrollar una economía sostenible, verde, con especial influencia en el entorno rural”, ha opinado Manrique.

Por su parte, el presidente de Asforcan, Carlos Tejedor, ha señalado que los bosques bien gestionados “reaccionan mejor” ante las catástrofes naturales y ha lamentado que “la sociedad no pague por las externalidades que genera el bosque”.

Las entidades organizadoras han insistido en que la bioeconomía forestal es un “un reto y una oportunidad”, porque madera, biomasa, y el resto de los productos de los bosques son “materias primas de cercanía, renovables, con gran rentabilidad económica, ambiental y social”.

El Congreso se organiza en cinco bloques temáticos, agrupando las ponencias en función de su contenido. El primer bloque aborda una visión general de la Bioeconomía, con la presencia, entre otros expertos, del director del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, Manuel Laínez. En el segundo apartado intervienen los investigadores, como el director del Departamento de Productos Forestales del Centro de Investigación Forestal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, Juan Carlos Villar. En un tercer bloque habla, entre otros, el director general de la asociación española de fabricantes de pasta, papel y cartón, Carlos Reinoso.

El segundo día del encuentro sirve que para que los ponentes aborden los diferentes aspectos y aplicaciones de la bioeconomía forestal, con la presencia, entre otros, de la secretaria general de la Confederación de Empresarios de la Madera (CONFEMADERA) de Galicia, Ana Oróns Mata. Junto a las ponencias se celebran, además, cinco coloquios para promover el intercambio de opiniones entre los asistentes.

(En la foto de esta información, Enrique Conde, presidente de Unión Profesional Cantabria, entidad que aglutina a 26 colegios profesionales, ha expresado antes del inicio de la segunda jornada de este congreso el apoyo de esta asociación al evento y, en concreto, al decano del Colegio de Ingenieros de Montes en la región, Óscar González).

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.